eCovarrubias    Banner
Estás en eCovarrubias : Covarrubias : Rutas
S.L. 2: POR EL CAMINO VIEJO DE PUENTEDURA CON EL ARADO Y LA MULA (S.L. 2)
7,5 Kms. - 2 Horas
AndandoEn BiciOtros medios
Dificultad
baja

Descripción
Datos de interés

Ruta perfectamente señalizada con las marcas internacionales en blanco y verde
Senda local (S.L. 2)
Distancia: 7,5 Km.
Tiempo a pie: 2 horas
Ciclable: 100%
Mejor época: Otoño y primavera



Fíjate en

· Hospital de la Villa
· La botería
· El zumaque
· Los viñedos
· Los quejigos
· La antena

Por favor recuerda

· No rompas el silencio de la naturaleza.
· Mantén limpio el campo. Llévate contigo la basura que produzcas.
· No recojas plantas ni animales, observalos sin molestar.
· No hagas fuego. Está estrictamente prohibido.
· Lleva agua y algo de comida, aunque la ruta sea corta.
· Calcula una media de marcha normal de entre 3 y 4 Km/h.


La situación geográfica de Covarrubias, asentada en un valle protegido por la sierra de las Mamblas, hace que disfrute de un microclima que favorece el cultivo de frutales. Esta ruta nos llevará por una de las zonas de mayor extensión de ellos, donde predominan las pequeñas parcelas.

Caminaremos hasta llegar a un bosquecillo de robles desde donde regresaremos al pueblo, pasando por un mirador con excepcionales vistas sobre el caserío.
El nombre de las Tenerías nos indica que nos encontramos en el antiguo barrio del gremio de los curtidores de pieles; oficio que tuvo gran importancia en la economía rachela en el pasado.

Unos metros más adelante nos encontramos con una de las casas más antiguas de Covarrubias como nos indica su escudo e inscripción.
La casona rehabilitada de enfrente fue el antiguo hospital de la villa, construido a concejo por el pueblo.

parada 1 La boteria

Con un poco de vino, se anda mejor el camino.
Esta fuente abandonada, alimentaba el lavadero de ropa que se encontraba colgado a la orilla del río.
Las grandes piedras redondas que se encuentran debajo, asomándose por la barandilla, son las muelas de un molino. Servían para moler las cortezas de encina, las cuales se utilizaban por su alta concentración en taninos para el curtido de la piel. Los taninos son compuestos muy apreciados por sus diferentes usos: medicinales, nutricionales e industriales.
De la coscoja, que es una variedad de la encina, se utilizaba un insecto para teñir las pieles de color carmesí: la cochinilla o coco.
Justo al lado observamos un nuevo taller; ampliación de la antigua tenería que nos recuerda que en Covarrubias aun perdura este antiguo oficio, desaparecido casi por completo, donde no solo curten las pieles sino que elaboran botas y pellejos de vino.

parada 2 si lo manchamos, lo limpiamos

Estos arbustos que nos acompañan durante esta cuesta son plantas de zumaque. Relegadas a las lindes y perdidos, parece ser que se cultivaban desde antiguo cerca de las tenerías por su alto contenido en taninos. En otoño y antes de perder las hojas adquiere una intensa e inconfundible coloración rojiza encendida.
En la actualidad ya no se usan estos materiales para el curtido, sino que se realiza de forma química, lo que ocasiona restos más contaminantes para el medio ambiente. La depuradora que vemos (o escuchamos) nos recuerda que si queremos mantener un ambiente sano habremos de tratar nuestros residuos.

parada 3 no hay jerbas en la fruteria

Este curioso frutal llamado serbal domestico, es conocido en Cova­rrubias como Jerbal. Sus frutas: la jerbas, han de comerse muy maduras, casi pasas. Junto con otras variedades de frutales, están pasando al olvido por el abandono del campo y su nula comercialización; haciendo que poco a poco se conviertan en autenticas reliquias de nuestras tierras.

parada 4 el secano tambien da sus frutos

Rodeados continuamente de viñas y cerezos, nos daremos cuenta que estamos ante los productos estrella de la agricultura rachela. La producción de uvas fue mucho más importante en otros tiempos. El subsuelo de Covarrubias se encuentra taladrado de bodegas. Antiguamente se elaboraba vino en cada casa hasta que a finales del siglo XIX aparece una plaga devastadora: la filoxera, un insecto que acabó con gran parte de los viñedos europeos, incluidos los racheles. En la actualidad se recupera la elaboración de vinos de calidad y la plantación de nuevas viñas.
Más reciente es el cultivo de cerezos. En pocas décadas se ha convertido en un afamado producto dentro de la provincia, aunque la pronta floración, y las heladas tardías arruinen la producción de muchos años y nos priven de sus dulces frutos. Esto sumado al bajo precio en origen, hace que para el agricultor sea un cultivo poco rentable.

parada 5 se canso de quitar piedras y se fue a Burgos

Repartidos por todas estas pequeñas parcelas, encontramos grandes montones de piedras.
Estos berrocales, son producto de muchos años de esfuerzo. Durante generaciones los labradores han pasado estas tierras con el arado romano tirado por mulas. Esta labor remueve el terreno levantado piedras y su acumulación una a una en estos pedregales era una labor pesada y eterna.
Aprovechando al máximo los recursos disponibles, con estas piedras se construían terrazas en las laderas de mayor pendiente, para ampliar las superficies cultivables y sujetar estas zonas de la erosión.
Antaño se cultivaba todo. Con el paso de la agricultura de subsistencia a los métodos intensivos de producción, todas estas tierras se han ido abandonando. El proceso de colonización de la naturaleza ha comenzado. Poco a poco empiezan a crecer arbustos y plantas antes desterradas a las lindes de las parcelas, que dan paso a la aparición de árboles más grandes.

parada 6 lo que no cultivamos

Hemos llegado a un pequeño bosquecillo de quejigos. Si nos fijamos, nos daremos cuenta de que consta de ejemplares de todas las edades, lo que nos indica que es un bosque con buena regeneración natural.
La presencia de ejemplares de gran tamaño y edad, así como la forma de los árboles, nos indica que son podados periódicamente. Estamos en una pequeña dehesa: las ramas se aprovechan para leñas y los pastos que se crean con los clareos, para los rebaños de ganado.
En este tipo de roble las hojas son semicaducas, manteniéndose mucho tiempo marchitas sobre la planta. Sus frutos, las bellotas, alimentaban antaño a los cochinos.
El quejigo aparece asociado a la encina y se desarrolla en todo tipo de suelos, tanto en los pobres como en los ricos en cal, requiere unas condiciones parecidas a las de la encina, aunque necesita suelos algo más frescos y profundos.

parada 7 marchando un popurri

Todas estas parcelas se encuentran separadas por lindes donde crece la vegetación, que es el refugio y alimento de multitud de animales. Los escaramujos, zarzamoras, endrinos y el propio zumaque sirven de casa y comida a insectos, reptiles, roedores, aves... A su vez estos pequeños animales favorecen la presencia de sus depredadores: rapaces y mamíferos más grandes.
Cuando estos ribazos alcanzan un gran espesor, son quemados por los propietarios de las tierras, para mantenerlos a raya, práctica muy destructiva que en la actualidad está prohibida por no ser selectiva con el resto de las especies y animales, además del peligro de incendio que supone.

parada 8 el arbol movil

Desde este mirador natural, vemos todo el valle donde se asienta Covarrubias: la sierra de las Mamblas con sus montes, las laderas, el fondo del valle con sus cultivos y huertas regadas por el paso del sinuoso río Arlanza.
Avance de la tecnología retroceso del paisaje. Esta antena de telefonía móvil podía estar situada con sus hermanas de enfrente, que fueron las primeras en llegar. En algún sitio tienen que estar si no queremos prescindir de esta tecnología, pero tenemos que intentar minimizar su impacto, tanto en el paisaje como para la flora y la fauna.
Todas las laderas de Covarrubias se cultivaban con el sistema de terrazas de piedras levantadas por el hombre, hoy ya abandonadas. Como abandonadas están la mayoría de las tenadas que vemos en la parte alta del pueblo. Estas sencillas y antiguas construcciones, destinadas para guardar el ganado, son dignas de protección como el resto del pueblo. Pronto serán recuerdo del pasado, debido a la presión urbanística que sufre Covarrubias y la estabulación del ganado (cría en granjas).


Libro de Ruta


eCovarrubias Asociación de Empresarios de Covarrubias.c/ Los Castros - 09346 - Covarrubias - Burgos
info@ecovarrubias.com
Esta página se generó en 0,03125 segundos.
Hay 180 usuarios conectados.

   Buscador
 
Búsqueda Avanzada
RECUERDA:
- Llévate tu basura.
- Respeta a todos los seres vivos.
- Se silencioso e intenta pasar desapercibido.
- No tengas prisa, disfruta de tu entorno.
- Lleva ropa y calzado adecuado.
- Cuando te marches, que parezca que no hayas estado.
- Nunca dejes lo que tu no quieras encontrar.
- Si respetas la vida, la vida te respetará.
- Recuerda: Todo lo que veas es único e irrepetible.
 
 Datos Generales · Condiciones de acceso · Créditos © copyright 2004 · Diseño y desarrollo por menosdiez.com