eCovarrubias    Banner
Estás en eCovarrubias : Covarrubias : Naturaleza



Camino Natural de la Sierra de la Demanda.


El Ministerio de Medio Ambiente y de Fomento, a través del programa de Caminos Naturales, está llevando a cabo la recuperación de numerosas infraestructuras ya en desuso para poder ser utilizados por personas andando o con vehículos no motorizados ofreciendo al visitante parajes naturales ricos en biodiversidad y belleza, pueblos y monumentos cargados de historia y, sobre todo, personas que habitan estos pueblos con una inmensa cultura tradicional por contar.
Covarrubias, sirve de puerta de entrada a esta desconocida y fascinante Sierra ofreciendo, a parte de su historia, la posibilidad de pasear por unos lugares mágicos desbordantes de Naturaleza salvage.
Junto a las aguas del Arlanzón, un fantástico recorrido entre hayedos y pinares.


Enormes valles recorridos por la vía
© Kako

Localización: Entre Monterrubio de la Demanda y Arlanzón (Burgos).
Longitud: 54 Kms.
Usuarios: A pie En bici. Accesibilidad minusválidos*
*Apta, excepto paso del Puerto del Manquillo y variante provisional de Pineda de la Sierra.
Tipo de firme: Firme mixto. Asfalto y tierra compactada.
Medio Natural: Reserva Nacional de Caza de la Sierra de la Demanda.
Patrimonio cultural: Conjunto Histórico Artístico de Pineda de la Sierra. Yacimiento de Atapuerca, próximo al inicio de la ruta.
Infraestructura: Vía Verde. 3 túneles (túnel del Manquillo cerrado aunque con variante). 8 puentes.
Como llegar: Arlanzón: Autobús Empresa Continental Auto, línea Burgos-Pradoluengo.
Monterrubio y Barbadillo: Autobús empresa La Serrana, línea Burgos-Neila.
Conexiones: Burgos: 24 Kms hasta Arlanzón.
Bilbao: 138 Kms hasta Arlanzón.
Madrid: 233 Kms hasta Barbadillo de Herreros.
Cartografía: Mapa Topográfico Nacional. Escala 1:50.000. Hojas 201, 239, 277 y 278.


Cualquier época es buena para darse un paseo
© Kako

1. PROGRAMA VÍAS VERDES

El ferrocarril, el medio de transporte más ecológico, nos proporciona nuevas fórmulas de transporte no motorizado a través de los trazados ferroviarios que quedan fuera de servicio.

En España existen más de 7.000 kilómetros de líneas que ya no tienen servicio de trenes, o que nunca llegaron a tenerlo por quedar inconclusas las obras de construcción. Este patrimonio de gran valor histórico y cultural, está amenazado de caer en el olvido y la desaparición total, a pesar de que ofrece un enorme potencial para desarrollar iniciativas de reutilización con fines ecoturísticos, acordes a las nuevas demandas sociales.

Otras infraestructuras lineales de carácter histórico, que ofrecen las mismas condiciones de facilidad de recorrido (caminos de sirga de canales), permiten completar una densa red de Vías Verdes.

Las personas con movilidad reducida (especialmente minusválidos, ancianos y niños) son los mayores beneficiarios de estas infraestructuras seguras, fáciles y accesibles (Vía Verde del Pas).

Desde 1993, estos antiguos trazados ferroviarios están siendo acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que los transitaron en tren: cicloturistas y caminantes.

Es el objetivo del Programa Vías Verdes, desarrollado desde 1993 por el anterior Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente y actualmente por el Ministerio de Medio Ambiente, en colaboración con ADIF, RENFE Operadora y FEVE. Participan muy activamente las Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos, así como grupos ciclistas, ecologistas y colectivos ciudadanos.

La existencia de este Programa, coordinado a escala nacional por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, proporciona a las diferentes iniciativas de Vías Verdes en España dos valores fundamentales. Por un lado, unas señas de identidad homogéneas, que permiten distinguirlas por su origen ferroviario, y definirlas como recurso novedoso y de calidad. Por otro, un importante proceso de implicación y participación de las instituciones y los colectivos ciudadanos a nivel local.

Las Vías Verdes constituyen un instrumento ideal para promover en nuestra sociedad una cultura nueva del ocio y del deporte al aire libre, de la movilidad no motorizada. Representan un claro apoyo a la cultura de la bicicleta, al generalizar su uso entre todos los ciudadanos, desempeñando un importante papel educativo, en especial para los más jóvenes.

Las Vías Verdes propician, por tanto, la integración de todos los ciudadanos, de edades muy diversas y con movilidad reducida, colectivos generalmente alejados del deporte y del ocio al aire libre.

La solución de emplear diferente tipo de superficie para los caminantes y para los ciclistas facilita el multiuso, evitando conflictos entre los distintos usuarios

2. CUALIDADES Y ATRACTIVOS

El diseño de las Vías Verdes optimiza las ventajas cualitativas de los trazados ferroviarios sobre los que se desarrollan: suaves pendientes y amplias curvas. Ello proporciona a las Vías Verdes un máximo grado de FACILIDAD y COMODIDAD en su recorrido. Esta suavidad del trazado ferroviario garantiza una ACCESIBILIDAD UNIVERSAL: No es preciso un esfuerzo físico importante para recorrerlas.

Su discurrir alejado de las carreteras les proporciona un elevado nivel de SEGURIDAD. Las Vías Verdes eliminan el perpetuo riesgo de accidente de tráfico que sufren ciclistas y caminantes cuando practican sus aficiones, o satisfacen sus necesidades de movilidad, en las carreteras y vías urbanas. Como norma general los cruces de las Vías Verdes con carreteras de un cierto nivel de tráfico se solucionan mediante pasos a diferente nivel.

Estos cruces a desnivel se aprovechan para diseñar pasarelas o pasos inferiores que garantizan plenamente la seguridad, y que ofrecen además una agradable apariencia estética.

Las obras de acondicionamiento de las Vías Verdes también incluyen la reconstrucción de antiguos puentes y viaductos para salvar los cauces de los ríos, sea respetando la tipología del antiguo puente ferroviario o mediante la creación de vistosas pasarelas de diseño.

En las intersecciones al mismo nivel que puntualmente se producen entre las Vías Verdes y otros viales de tráfico motorizado, se coloca señalización y restricciones al paso de vehículos a motor. Queda así preservada la integridad física y la tranquilidad de los usuarios.

La reconstrucción de los viejos puentes ferroviarios permite mantener el suave perfil de nuestro itinerario, aunque atravesemos áreas de abrupta orografía (Vía Verde de la Senda del Oso - Asturias).

Por otro lado, la reutilización de antiguas infraestructuras ya existentes garantiza su perfecta integración en el paisaje. No se produce una nueva intervención en la naturaleza, ni el consiguiente impacto ambiental.

Los túneles son ahora galerías iluminadas que facilitan el paseo de ciclistas y caminantes. La iluminación sólo se instala en los túneles de gran longitud.

El Programa Vías Verdes brinda una excelente oportunidad para poner en activo el valiosísimo patrimonio ferroviario español que está actualmente en desuso, y que es mayoritariamente de titularidad pública. Permite la interconexión de espacios naturales, enclaves culturales y núcleos de población, mediante corredores accesibles y públicos.

Por otra parte, las Vías Verdes calificadas como periurbanas por su proximidad a ciudades, en cuyos cascos urbanos penetran muchas veces, se convierten en un equipamiento deportivo y recreativo, a la vez que proporcionan un medio de desplazamiento no motorizado entre la periferia y el centro urbano.


El camino está perfectamente señalizado
© kako

3. SEÑAS DE IDENTIDAD

El acondicionamiento de las Vías Verdes consiste, básicamente, en facilitar las condiciones de tránsito sobre estas plataformas ferroviarias y dotarlas de elementos de protección e información.

La señalización ha sido concebida específicamente para las Vías Verdes, para recordar el origen ferroviario de estos itinerarios. Se utilizan las antiguas traviesas de madera como soporte para algunas señales, para los hitos kilométricos y también para las barandillas.

Existe un logotipo y una señalización única, que sólo puede ser utilizada para estas Vías Verdes, y que está confirmando una "imagen de marca" claramente identificado para estas infraestructuras.

La existencia de un programa de ámbito nacional obliga a establecer unas normas de UNIFORMIDAD en el diseño de las Vías Verdes, especialmente en los niveles de calidad que se ofrece al usuario. Esta homogeneidad está complementada por la DIVERSIDAD que existe entre las distintas rutas, que ofrecen unos valores paisajísticos tan diferentes entre sí.



4. IMPULSO AL TURISMO ACTIVO

El concepto de Vía Verde comprende, no sólo el acondicionamiento del trazado ferroviario, sino también la instalación de servicios y equipamientos complementarios: restauración, alojamiento, alquiler de bicicletas y caballos, ecomuseos, etc. Éstos se sitúan, siempre que es posible, en las antiguas estaciones ferroviarias, rehabilitadas con este fin.

Esta rehabilitación suele realizarse a través de políticas nacionales de creación de empleo (Escuelas Taller, Casas de Oficio...), de desarrollo rural y de implantación de nuevas formas de turismo activo y de calidad. De este modo, las Vías Verdes fomentan el EMPLEO LOCAL, en especial de los jóvenes.

5. PARTICIPACIÓN Y CONSENSO

El éxito del Programa Vías Verdes está determinado por el grado de CONSENSO y PARTICIPACIÓN mostrado por todos los sectores implicados en el desarrollo de cada una de ellas.

Inicialmente, la puesta en marcha y la gestión de dichos servicios suele estar promovida desde la iniciativa pública, si bien en fases posteriores es esencial la activa participación del sector privado. Las Vías Verdes pueden convertirse en un modelo de eficaz COLABORACIÓN ENTRE EL SECTOR PÚBLICO Y PRIVADO.

6. VÍAS VERDES EN MARCHA

El Programa Vías Verdes, iniciado en 1993, ha producido importantes frutos en estos años. A finales de 2005 existen ya en España casi 1.500 kilómetros (de ellas unos 200 Km en obras o licitación) de antiguos trazados ferroviarios acondicionados como 58 Vías Verdes, y han sido invertidos cerca de 50 millones de euros en el acondicionamiento como Vías Verdes de estas infraestructuras que no incluyen los costes de la rehabilitación de edificios ferroviarios.

7. DIMENSIÓN INTERNACIONAL

El desarrollo de las Vías Verdes trasciende las fronteras españolas.

En Enero de 1998 se creó en Namur (Bélgica) la Asociación Europea de Vías Verdes (AEVV), presidida por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles hasta el año 2004. La AEVV cuenta con 26 miembros, representantes de 8 países, y seguro que pronto serán muchos más.
http://www.aevvegwa.org / http://www.aevv-egwa.org

En junio de 2000 la AEVV editó, con la colaboración de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, un Manual de Buenas Prácticas de Vías Verdes en Europa. Esta publicación (10.000 ejemplares en cuatro idiomas) tiene carácter gratuito para organismos e instituciones interesadas.

Por otra parte, la AEVV ha recibido el respaldo de la Dirección General de Transportes de la Comisión Europea, así como de la Agencia Europea de Medio Ambiente.

8. Principales Reconocimientos

* Premio Internacional de Buenas Prácticas del Programa Habitat de la ONU
* Premio World Travel Market 2003
* Premio Europa Nostra a la Conservación del Patrimonio 2004








SITIO WEB RELACIONADO: http://www.viasverdes.com




eCovarrubias Asociación de Empresarios de Covarrubias.c/ Los Castros - 09346 - Covarrubias - Burgos
info@ecovarrubias.com
Esta página se generó en 0,0625 segundos.
Hay 207 usuarios conectados.

   Buscador
 
Búsqueda Avanzada
 
 Datos Generales · Condiciones de acceso · Créditos © copyright 2004 · Diseño y desarrollo por menosdiez.com